Colombiano se quedó dormido en el carro-casa en el que vivía y murió en EE. UU.: familia pide ayuda para repatriar el cuerpo

El ciudadano colombiano, que tenía 46 años, estaba acompañado de un compañero de trabajo mexicano. Ambos murieron por presunta inhalación de gases tóxicos.

Un colombiano murió en Estados Unidos por la presunta inhalación de gases tóxicos. El hecho ocurrió mientras el hombre, de nombre Alexander Badillo, dormía en su vehículo –donde vivía– en Denver, Colorado.

Bonilla, de 46 años, falleció el pasado 17 de mayo cuando, después de terminar de trabajar, se quedó dormido junto con un compañero, de origen mexicano, en el interior del vehículo.

Aunque ambos resultaron perdiendo la vida, solo el compañero de trabajo del colombiano, originiario de Bucaramanga, Santander, falleció dentro del vehículo. El hombre, que de acuerdo con información compartida por El Tiempo tenía dos hijas, pereció por una presunta falta de oxígeno.

Entre tanto Badillo, quien migró a Estados Unidos buscando mejores oportunidades de vida en diciembre del 2022, fue rescatado del vehículo con vida por parte de los agentes de las autoridades norteamericanas.

Sin embargo, en el desplazamiento hacia el centro hospitalario en el que sería atendido, Badillo sufrió un paro cardiorespiratorio y falleció. Los cuerpos de ambos occisos fueron llevados ante la autoridad competentes para que les realizaran una autopsia que permita esclarecer las circunstancias en las que perecieron.

Un primo de Badillo, que se fue a territorio norteamericano con el dinero que le dieron sus padres después de hipotecar la casa, fue quien le avisó a la familia que el hombre había fallecido.

El familiar se dio cuente de que algo le había pasado a Alexander, quien no tuvo trabajo por algunos meses y por eso vivía dentro de su vehículo, le había pasado algo porque quedaron de encontrarse y él, que era puntual, no llegó.

Después de que conocieron la noticia, los familiares de Badillo que viven en Colombia quedaron devastados. Sin embargo, su dolor no se ha podido amainar. Por el contrario ha crecido debido a que no han podio repatriar el cuerpo del fallecido.

El proceso de traer el cuerpo desde Denver hasta Colombia cuesta 36 millones de pesos. La familia solo ha logrado recoger 6. Por eso, están pidiendo ayuda para poder traer a Colombia el cuerpo de Alexander para darle el último adiós. Quienes lo quieran hacer, pueden aportar a la cuenta de ahorros Bancolombia número 02034808794, que está a nombre de Mirian Tayo Rojas, madre de la víctima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *